Home » Sin categoría » ¿Pero qué es la bioquímica?

¿Pero qué es la bioquímica?

Quizá resulte de alguna utilidad el comenzar hablando brevemente sobre qué es la bioquímica. Atendiendo a su origen -etimología- procede de  la palabra griega “bio” que significa vida y de química signifacaría la química de la vida. Así pues, la bioquímica es aquella parte de la ciencia que intenta explicar la vida desde el punto de vista de otra ciencia más general, la química, que trata del estudio de la materia en cuanto a su composición y estructura, así como de la forma en que por la interacción  de unos componentes con otros, que llamamos reacción química, se transforman en otros distintos y en el que también tienen lugar cambios energéticos. A los componentes de las reacciones química los llamamos de forma general moléculas, reactivos  a las moléculas iniciales y productos a las resultantes.

Del conocimiento acumulado, sobre todo en el último siglo, sabemos que la vida se sustenta en su parte material por la combinación de unos pocos tipos de moléculas que son compartidas por todos los organismos vivos por diferentes que ellos sean. Podemos citar los tipos más generales de estos grupos de moléculas orgánicas, azúcares, lípidos, proteínas o bases nitrogenadas, sin olvidar algunos compuestos como fosfatos. Estas moléculas pueden reaccionar con otras de su mismo tipo o de otros diferentes para dar lugar a otras más complejas o diferentes y generar la gran diversidad molecular presente en los organismos vivos.

Cada molécula cumple unas funciones específicas. Unas con funciones estructurales, otras de producción energética, otras son eslabones intermedios necesarios para fabricar otras moléculas derivadas, algunas regulan ciertas funciones mientras que otras participan en procesos de comunicación o almacenan información, todo funcionando de manera dinámica al modo de un sinfín de engranajes que relaciona y coordina a todos sus componentes.

Otro factor que debemos tener en cuenta es que estas moléculas no se encuentran distribuidas de cualquier manera sino dentro de unos límites como son los de las células, a la vez formada por otras estructuras más pequeñas que realizan diferentes funciones más o menos específicas, como obtener energía, eliminar desechos o fabricar nuevas moléculas. Las células, pueden agruparse para formar organismos compuestos de pocas células idénticas hasta los mamíferos más complejos y evolucionados como el hombre, que contienen millones de células, de tipos y funciones diferentes, que constituyen tejidos y estos órganos complejos, con lo que también hay que tener en cuenta otros aspectos otros enfoques, como el  que proporciona la biología celular, la fisiología, la histología -del tipo de tejido- y el anatómico -los órganos, su situación, estructura y relación con otros-  y la coordinación general que nos proporciona la fisiología a fin de presentar someramente la complejidad con la que terminaremos abordando, o al menos intentándolo.

Pongamos un ejemplo un proceso simple, las células “queman” azúcares para obtener energía, para lo que requieren oxígeno y en el proceso se produce dióxido de carbono y agua. El azúcar en última instancia se ha de obtener de los alimentos que implica al aparato digestivo, el oxígeno es necesario que llegue a las células y eso requiere un sistema que lo lleve desde la atmósfera, en el que intervienen los sistema respiratorio y cardiovascular, que implica a órganos como el pulmón o el corazón, conductos de suministro a distancia de azúcares y oxígenos como las arterias hasta la red de capilares en los que se distribuye a tejidos y células y de los que se retira por otros conductos, las venas, productos de desecho como el dióxido de carbono que también es eliminado por los pulmones. Pero estos azúcares y oxígeno son consumidos en el interior de las células, los azúcares sufren diferentes transformaciones para generar unos compuestos que reaccionan en un lugar concreto de las células -las mitocondrias- con el oxígeno generándose energía en una forma que las células pueden utilizar para mantener otras funciones.

Con todo esto quiero, querido Paco, que adviertas el contexto en el que la bioquímica es posible, una bioquímica que centraremos especialmente en la bioquímica humana, en la normalidad del sano o en su funcionamiento defectuoso en el enfermo.

Visto tu primer comentario se que quieres correr, pero te pido que bajes el ritmo al de un tranquilo paseo en el que disfrutes de cada paso por este monte, compuesto de pequeñas plantas junto a grandes árboles, de claros y espesuras, estas últimas intentaremos podarla para hacerla accesible a todos, con su riqueza de colores y aromas. Espero que al final, entre ambos podamos descubrir, al menos un poquito, la hermosa luz de este paisaje de moléculas variopintas sobre los que la vida se nos presenta.

 


1 comentario

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *